Sor Chiara Cazzuola es la nueva Madre General de las Hijas de Maria Auxiliadora

Las Hijas de María Auxiliadora (FMA en italiano) reunidas en Roma para participar en su XXIV Capítulo General, han elegido a Sor Chiara Cazzuola, hasta ahora Vicaria General, como Madre General del Instituto. Ella sucede a la Madre Yvonne Reungoat, que guió el instituto desde el 2008. El padre Ángel Fernández Artime, Rector Mayor de los Salesianos, presente en esta ocasión felicitó inmediatamente a la recién elegida.

Sor Chiara nació en Campiglia Marittima – Livorno (Italia) en 1955. Pidió formar parte   del Instituto de las FMA y entró en la entonces Inspectoría Toscana Espíritu Santo. Vivió los primeros años de su formación en Castelgandolfo (Roma) y aquí el 5 de agosto de 1975 hizo su primera Profesión.

Se gradua en materias literarias, durante varios años ejerce como profesora y más tarde como Presidenta de los Institutos de Escuelas secundarias. Por varios años se ocupa como delegada local e inspectorial de los Polideportivos Juveniles Salesianos y madura una experiencia pastoral en cuanto Coordinadora Inspectorial de Pastoral juvenil. Es animadora de comunidad y después Consejera Inspectorial. Con la unificación de las tres Inspectorías de Emilia, Liguria y Toscana, pasa a formar parte del Consejo inspectorial como Consejera para la formación, ofreciendo una aportación eficaz, privilegiando caminos de comunión, espiritualidad con estilo sencillo, respeto por las personas y profundidad.

En 2007 fue nombrada Inspectora de su Inspectoría “Ligure-Toscana-Emilia, Madonna del Cenacolo”, con sede en La ciudad de la Spezia (ILS). En el CG XXII (2008) es elegida como Consejera Visitadora y Sor Chiara acepta diciendo: “Con espíritu de abandono a la voluntad de Dios y confiando en la ayuda del Señor, digo sí”.

En los últimos seis años ha visitado diversas inspectorías de América y de Europa, madurando una rica experiencia de salesianidad y de interculturalidad. Regala su amor sin límites a cada hermana, cada persona y realidad humana, con optimismo sonriente y bueno, capacidad de captar las semillas de vida y esperanza, en cada uno y en los acontecimientos. Persona “clara” y entusiasta de la vocación de las FMA, tiene en su corazón la pasión por los jóvenes y la capacidad de expresar relaciones sinceras, serenas, colaboradoras.

La Madre Reungoat la eligió como Reguladora del Capítulo general XXIII (2004) y en el mismo Capítulo es elegida Vicaria general, compartiendo de este modo de cerca la animación y el gobierno con la Superiora General. A la pregunta de la Madre después de la votación: “¿Aceptas?”, con mucha emoción Sor Chiara ha respondido: “Me fío del Señor, y me encomiendo a María Auxiliadora. ¡Por esto digo sí!”.

Acompaña también como Reguladora también en este Capítulo General XXIV.

Un caluroso aplauso acogió su proclamación oficial como Madre General y X sucesora de Santa María Domenica Mazzarello.